#45.


Gracias a todos los que nos preparan para la vida y no para la evaluación de turno, gracias a los que se preocupan de enseñar un sentido y no un cronograma, gracias a los que aman su especialidad y no están ahí porque fue nomás. Perdón porque no se les pague la corrección y preparación de clases como debería ser, perdón por las horas extras impagas aunque estén atendiendo alumnos, perdón por el abuso de sus alumnos y apoderados.  Perdón por la incomprensión.
¡Un gran abrazo a todos los profesores en su día!